La parábola del Sembrador

La medida de consideración y estudio que le damos a la verdad que escuchamos es la medida de virtud y conocimiento que volverá hacia nosotros.






Hoy les quiero hablar de la parábola del sembrador que es tan importante en la palabra de Dios porque en realidad es una parábola acerca de las cuatro diferentes clases de corazones.

Algunos entenderán más de lo que digo que otros, algunos oirán lo que digo y tomarán acción de acuerdo a lo que digo y comenzarán a ver buenos cambios en sus vidas pero, otros en realidad no harán nada con esto. Algunos se enfocarán en lo que estoy diciendo otros, permitirán que sus mentes divaguen por todos lados y estarán sentados sonriéndose pero en realidad no estarán recibiendo nada porque no están oyendo.

Una cosa interesante acerca de esta parábola es que Jesús le dijo a sus discípulos si no entienden esta parábola no serán capaces de entender ninguna de las parábolas. La medida de consideración y estudio que le dan a la verdad que escuchan es la medida de virtud y conocimiento que volverá a ustedes.

Si no recibe nada de esto no es por la semilla, es la condición de su corazón y como escucha.

Si usted no hace su parte tal vez pasa un buen rato pero quiero que tenga más que un buen rato, yo no quiero que se arrepienta de haber invertido este tiempo.

Cualquier persona que aprenda la Palabra y la meta dentro de sí mismo donde, no es información sino revelación, y que actúe en lo que ella dice repetidamente no podrá decirme que Dios no cambio a su vida.

Le estoy poniendo responsabilidad en decir que su victoria no depende de los que laboran y estudian para traerle la Palabra, sino que depende de lo que usted haga con lo que oye.

La calidad de la semilla que algunos recibieron no fue mejor que la de otros.
La semilla que estoy repartiendo hoy es perfecta, es una semilla saludable, es una gran semilla, así que no hay nada malo con la semilla. Si no recibe nada de esto no es por la semilla. Es la condición de su corazón y como escucha.


894 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Joyce Meyer

Predicacion

La parábola del Sembrador

Joyce Meyer
Predicacion

Las diez vírgenes

Joyce Meyer
Predicacion

¿Cuándo, Dios cuándo?

Joyce Meyer