¿Cómo Enfrentar los Conflictos de Familia?

La Pastora Yesenia nos comparte algunos principios y concejos que nos traerán claridad y nos ayudaran a resolver situaciones familiares de conflicto



Si importar la familia que tengamos algo cierto hay y es que en todas las familias hay conflictos que en algún momento vamos a tener que enfrentar.

Veamos algunos puntos que nos ayudaran a resolver los conflictos.

• Identificar la causa del conflicto

Es de vital importancia que nosotros podamos observar la fuente de donde el conflicto procede. Muchas veces nos equivocamos en la forma de enfrentar los conflictos al atacar las consecuencias en lugar de la raíz de los mismos. Debemos ir al origen del conflicto para poder tratarlo de forma efectiva.

Aprendamos a sacar nuestra mano para que Dios ponga la suya y pueda trabajar con lo que nosotros no podemos.

•Reconocer las fallas

Hacer los ajustes necesarios para cerrar las brechas que nosotros hayamos abierto. Es muy importante luego de identificar la fuente o la causa del conflicto tener la valentía suficiente para que podamos reconocer que grado de esa situación ha sido por responsabilidad nuestra.

Quizás sabemos que de algún modo hemos participado en la causa del conflicto, pero nos falta la valentía y la humildad para reconocerlo. Si de verdad queremos sanar las relaciones familiares es necesario tomar una actitud de humildad. Debemos disponernos a cambiar aquello que hemos hecho mal. Siempre que esté a nuestro alcance hacer todo lo que podamos para resolver el conflicto. El Señor espera que cuidemos lo que él nos ha dado y colaboremos en mantener la paz en el hogar.

Desde luego que esto no significa que vamos a ceder y complacer los caprichos y antojos de nuestra familia. Se trata de buscar la mejor salida para que las cosas de resuelvan.

• Identificar cuando algo no depende de nosotros.

No podemos vivir con culpa por las situaciones que en las que no hemos tenido responsabilidad alguna.
Cada quien tiene un rol que cumplir en el hogar y nuestra responsabilidad es hacer bien lo que debemos de hacer.

Por último oremos y descansemos en Dios. Descansemos en su justicia y en su sabiduría. Aprendamos a sacar nuestra mano para que Dios ponga la suya y pueda trabajar con lo que nosotros no podemos.


261 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Yesenia Then

Dejanos tu opinion