Verdad Positiva | Salmo 65:2


Tú oyes la oración



Aquí pues, se descubre el Salmista, descubre a Dios, de lo que saca una consecuencia.

Se descubre a sí mismo como:
a) Quien tiene fe en Dios.
b) Quien ora a Dios.
c) Quien ha tenido pruebas de que Dios oye la oración.
En esto su ejemplo es altamente instructivo.

Nos descubre o revela a Dios.

Es Oidor de la oración:
a) Es privilegio y poder suyo, oír y contestar.
b) Es su práctica.
c) Es su placer.
d) Es su naturaleza.
e) Es su gloria.

Véase, por ejemplo, en este mismo salmo, como es perdonador (v / 3) causa de dicha (v .4) salvación y esperanza (v .5) infinitamente poderoso (v .6, 7)

Consecuencia.
“A ti vendrá toda carne”. “Toda carne" equivale a todo hombre, todo hombre flaco que siente su necesidad, su nulidad.
Acudir a Dios es la vida de la religión verdadera, dice Spurgeon: “acudimos llorando en el arrepentimiento y conversión; esperando en la súplica; alabándole en el regocijo; deleitándonos en su servicio.”
"Tú oyes la oración", es un texto que, como de sí, invita a los reunidos a orar y rendir testimonio personal en prueba de su verdad.