El lugar Secreto

Joel Osteen

El pastor Joel nos lleva a reflexionar sobre la realidad de que nuestro corazón debe ser cuidado y guardado. Si deseamos experimentar paz en nuestra vida, pues entonces es necesario poner atención en lo que permitimos entrar en nuestro corazón.



Así como en la antigüedad el lugar santo estaba separado del resto y no podía entrar en él nada impuro, hoy es nuestro corazón ese lugar santo al que no debemos permitir entrar cosa alguna que pueda ensuciarlo.
Todos estamos expuestos a cosas negativas o situaciones que no podemos controlar, pero si podemos decidir que ello no llegue a nuestro lugar secreto. El lugar secreto debe ser un lugar protegido. Protegido de las heridas, el estrés, lo que otros nos dicen, la desilusión.
Revivir la herida, pensar en la ofensa, mortificarnos con la desilusión sería llevar a nuestro lugar secreto cosas que no pertenecen a nuestro santuario interior.

El que seamos personas llenas de ánimo y gozo dependerá siempre de cómo cuidemos el corazón.

Nuestro lugar secreto es un lugar sagrado, por la tanto debemos ser muy selectivos con las cosas que permitimos que allí entren. No es de extrañar que muchas personas anden por la vida preocupadas, ofendidas, molestas, desanimadas. Vemos muchas personas sin gozo, sin paz y no necesariamente es porque tengan más problemas que otros, sino porque han dejado que el lugar secreto se contamine.
Cuando estamos en paz, estamos en una posición de poder, cuando tenemos una buena actitud a pesar de lo que pase alrededor le mostramos a Dios que confiamos en Él. Las acciones hablan más fuertes que las palabras.
El que seamos personas llenas de ánimo y gozo dependerá siempre de cómo cuidemos el corazón, es decir nuestro lugar secreto.