Cesar Castellanos entrevista a Marcos Brunet

Marcos Brunet responde en este reportaje y nos habla acerca de su llamado, la adoración y la vida familiar.



Cesar Castellanos entrevista a Marcos Brunet


— ¿Cómo haces tú para meter a la gente tan rápidamente en el fuego, en el ambiente, en la alabanza? — Cesar.

—Hay algo que se me reveló, que cuando estamos en Cristo, no hay que crear ambientes para entrar en su presencia, sino que la sangre del Cordero nos introduce ahí. Entonces en mi mente yo no estoy esperando crear climas para entrar a la presencia, yo creo que ya estamos, solamente que a veces la gente no tiene la conciencia. No hay que cantar tres canciones rápidas, después dos canciones lentas y después viene al momento principal. — Marcos

—Acabas de mencionar a la sangre de Cristo ¿Por qué la mencionas? — Cesar.

—Porque es lo que abrió el camino una vez y para siempre. Por la sangre tenemos acceso a su presencia, no es la música lo que nos lleva a la presencia de Dios. Cuando uno entiende eso su vida cambia para siempre. — Marcos.

—Yo creo que ahí está la llave, si entendemos que lo que doblegó los poderes de las tinieblas es la sangre, se despeja completamente el camino. ¿Cuál ha sido tu experiencia con Jesús? — Cesar.

—A los diecisiete años fui a una convención en Brasil y tuve un encuentro con Dios en medio de la adoración.

Estaba ahí sintiendo un peso de convicción de pecado, peso de la gloria de Dios. Me levante y ahí mismo recibí el llamado, que el Señor me decía que me iba a usar para ir a diferentes valles de huesos secos y profetizar a un ejército de adoradores.
Me levanté creyendo a Dios y ahí mi vida cambió para siempre, fui lleno del Espíritu Santo. A los dieciocho años comencé a estudiar a prepararme para hacer lo que Dios me estaba llamando. — Marcos.

Cuando estamos en Cristo, no hay que crear ambientes para entrar en su presencia.

— ¿Cuál palabra, que texto te ha ministrado? —Cesar.

—En este tiempo el Señor me está insistiendo una y otra vez con 1 Corintios 6:17 “El que se une al Señor, un espíritu es con él.” Eso ha sido como un lema en mi vida últimamente. Si yo soy uno con Cristo puedo vivir la realidad del Espíritu todo el tiempo y ya no es estar junto con Dios o cerca, sino uno con él. Aprendí mucho de eso con el matrimonio. Tener intimidad con el Señor. Y quiero multiplicar eso en el cuerpo de Cristo. —Marcos.

— ¿También predicas? —Cesar.

—Por la gracia del Señor sí. Amo la palabra de Dios, fui enseñado a amar las escrituras. Dios no está cambiando de no ser artistas solamente, sino que usar el arte para transmitir un mensaje. Yo creo que todo salmista debe amar la palabra, sino ¿Qué estamos cantando sino cantamos la palabra? — Marcos.


26 Personas se interseraron en esta Entrevista

Otras Entrevistas

Dejanos tu opinion