Cristiano Bonsai

Es el anhelo del Señor que su iglesia esté plantada en su casa, en su voluntad y eche raíces profundas. El Pastor Andrés nos lleva a reflexionar y nos exhorta a no ser cristianos de poca profundidad sino profundos en el Señor.



Hay más de parte de Dios para nosotros. No existe en Dios tal cosa como estar en neutral. O estamos avanzando o nos estamos deteriorando. Como humanos tendemos a querernos acomodar, a relajarnos y seguir seguros en nuestros lugares.
La profundidad de sus raíces determina lo alto que llegará el árbol. Nuestra profundidad es la que determina cuan alto vamos a crecer. Todos tenemos la misma semilla de fe. Tan importante como la semilla es el entorno donde ésta es plantada. El ambiente determina nuestro destino muchas veces. Si plantamos nuestra semilla (nuestra vida) en la casa del Señor floreceremos y daremos fruto.
Algunas características de los cristianos bonsais

El bonsái es movible.

Hay cristianos que no les gusta comprometerse en un lugar. Siempre están buscando su propia comodidad y beneficio. El cristiano que está en la maceta nunca llegará a las alturas que Dios tiene para él.

Necesitan mantenimiento constante.

Estos son aquellos que siempre están necesitando consejería, aquellos a quienes hay que mantenerlos contentos. Si no son animados a dar no son generosos. En cambio el que esta plantado en la casa del Señor, ellos tienen una revelación de la generosidad y no necesitan de que constantemente se le anime a dar. Ellos dan porque tienen una convicción en su corazón.

La iglesia es un campo fértil lleno de árboles plantados con raíces profundas.

Las raíces se enredan en sí mismas.

Estas raíces no llegan a tocar otras tierras o las raíces de otros árboles. Están ensimismadas. Estos serian los cristianos que opinan de todo. Generalmente no les interesa escuchar un concejo. No son fáciles de corregir, ellos siempre tienen la razón.

Se desequilibran

Crecen desequilibrados porque no tienen cerca de ellos otros árboles que les den el balance y la nutrición que necesitan para crecer fuertes. Estos representan a aquellos que tienen doctrinas desequilibradas. Solo se enfocan en una de las prácticas del cristianismo. No les interesan las otras áreas de la iglesia.
Los cristianos bonsái solo son felices cuando están rodeados de otros cristianos bonsái. Les gusta que todo sea igual.

Una semilla no fue diseñada para vivir en una maceta, sino en un ecosistema. La iglesia no es un vivero de bonsáis. La iglesia es un campo fértil lleno de árboles plantados con raíces profundas. Un ecosistema donde los árboles más grandes proveen sombra para los que están creciendo. Nos necesitamos unos a otros porque somos parte de un ecosistema.

Un bosque no fue diseñado para ser pequeño, fue hecho para ser grande. Es el deseo de Dios que la iglesia generación tras generación crezca, alcanzando más y más familias para Él.


1498 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Spyker

Predicacion

Cómo Adorar Bien

Andres Spyker
Predicacion

La Gloria y Paz de la Navidad

Andres Spyker
Predicacion

Necesitamos a un Padre

Andres Spyker