¿Qué me gobierna, mi alma o mi espíritu?

El Pastor Andres Corson nos enseña la realidad que somos seres tripartitos y necesitamos ser gobernados no por nuestra carne ni nuestra alma, sino por el espíritu


El Pastor Corson predicando la Palabra de Dios desde Bogotá, Colombia.


La Palabra de Dios nos enseña que somos seres tripartitos, pues tenemos espíritu, alma y cuerpo. La pregunta que nos surge sería ¿Qué parte de mi ser me está gobernando?

Hemos sido formados por Dios del polvo de la tierra. El único ser de toda la creación que recibió el soplo de Dios en su nariz fue el hombre. Esto es lo que nos diferencia de toda la creación. Al ser seres creados del polvo de la tierra, nuestro cuerpo, que además es donde residen los sentidos y nuestra alma, somos afectados por lo que pasa en la tierra, a nuestro alrededor. Y esto produce inestabilidad emocional, ansiedad, intranquilidad, suspiros angustiosos, etc. Ninguna persona así jamás podrá descansar.

Pero si nosotros, en vez de ser gobernado por, nuestro cuerpo o nuestra alma somos gobernados por nuestro espíritu, encontraremos descanso.
Ya que somos seres tripartitos ¿Qué dice la Biblia acerca de cada parte de nuestro ser?

El cuerpo. En el griego se usa la palabra soma y tiene que ver con la parte física de una persona. Mateo 6:22 dice “el ojo es la lámpara del cuerpo…” y 1 Corintios 6:20 dice “honren a Dios con su cuerpo.” Con nuestro cuerpo nosotros estamos en contacto con el mundo material y esto lo hacemos por medio de nuestros sentidos.

Luego está el alma. En esta parte de nuestro ser encontramos la mente, la voluntad y las emociones. También la Biblia le llama corazón, que es el centro de nuestros pensamientos, de nuestros deseos y pasiones. Allí también están nuestros apetitos, nuestros afectos, de nuestros propósitos y nuestras sensibilidades.

Es en nuestro espíritu donde somos consientes de Dios y nos conectamos con él.

Por último el espíritu.
Es en nuestro espíritu donde somos consientes de Dios y nos conectamos con él. Unas de la manera de conectarnos con Dios es a través de la alabanza. La adoración inicia con nuestro cuerpo con las manos alzadas, aplausos.

Pero lo siguiente es también con el alma, con nuestra pasión, nuestras emociones, etc. Pero aún hay un siguiente nivel y es el de mi espíritu. Dios es espíritu y es necesario conectarnos de una manera espiritual con él.

Es en nuestro espíritu donde Dios nos habla y nos guía. Es allí donde somos consientes de su presencia. Proverbios 20:27 dice “el espíritu humano es la lámpara del Señor, pues escudriña lo más recóndito del ser.”

¿Por qué si es tan bueno dejarse guiar por el espíritu algunos cristianos todavía se guían por su alma o cuerpo?
Una de las razones es que hay demasiado ruido en el alma, demasiadas cosas allí que no nos dejan conectarnos a la parte espiritual. Las heridas emocionales sin sanar completamente o faltantes en nuestra niñez son un gran impedimento muchas veces a poder conectarnos con Dios.

Otra de las razones es que no hemos sido sanados de las malas experiencias tales como el rechazo, intento de aborto, divorcio, pobreza, etc.
Los malos recuerdos también intentan impedir que nos conectemos al Espíritu de Dios.

Pero nosotros debemos decidir qué no nos dejaremos gobernar por nuestra carne ni por nuestra alma. Debemos decidir que nos dejaremos gobernar por el espíritu. Necesitamos forjar el hábito de leer la Palabra de Dios todos los días y esto hará que nuestro espíritu viva y nos gobierne.


2491 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Corson

Predicacion

Mi amigo el Espíritu Santo

Andres Corson
Predicacion

No estoy solo en mis tentaciones

Andres Corson