El mejor Regalo

El regalo más maravilloso que todo ser humano pudiera recibir…paz…verdadera paz. El pastor Andrés nos comparte algunos principios para disfrutar al máximo el tiempo de la Navidad.





La biblia nos enseña que el regalo que Dios nos vino a dar en la salvación de Cristo Jesús es una palabra. Dice: “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres.”
Jesucristo traería gloria a Dios en las alturas pero en la tierra nos vino a traer paz. Y ese es el regalo que Jesús nos vino a dar, y le costó todo. Le costó dejar el cielo y ser envuelto en carne humana y nacer como un bebe indefenso.

¿Y porque es que necesitamos paz? La biblia enseña que sin una relación personal con Dios no tenemos paz. Nuestros pecados y transgresiones nos han separado de Dios, no tenemos paz con él. Pero Jesús pago el precio por nuestras transgresiones y ahora tenemos paz con Dios.
Juan 14:27 dice: "Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón. Y la paz que yo doy es un regalo que el mundo no puede dar. Así que no se angustien ni tengan miedo.”

Porque la paz no es resultado de lo que tienes, la paz es el resultado de quien tienes en tu vida.

Jesús no nos dijo que la paz es la ausencia de conflictos o la ausencia de aflicciones sino la presencia de Jesús en esas aflicciones. Por lo tanto la paz no es la ausencia de enemigos. Algunas personas dicen “si tan solo Dios hiciera desaparecer a mis enemigos tendría paz.” No es cierto, Dios puede darnos paz en presencia de nuestros enemigos.

David dijo “Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos.” No tienes que quitarme a mis angustiadores, con que yo esté a tu mesa sentado y tú estás junto a mí tengo paz aunque tenga angustiadores. Tener paz no es la ausencia de tristeza, es la presencia de un amigo en medio de la tristeza. Paz es entonces cercanía con Jesús.

Porque la paz no es resultado de lo que tienes, la paz es el resultado de quien tienes en tu vida.

Veamos tres enemigos de la paz

Perfección

Hay gente que quiere que sea todo perfecto. Que el árbol este perfecto, que la cena esté perfecta, que la ropa esté perfecta, etc. Dios no vino a darnos una vida perfecta, vino a darnos una vida en donde nos amamos aún a pesar de nuestra imperfección. Es más importante llevarnos bien en casa que las cosas estén perfectas. Las expectativas no cumplidas hacen que perdamos la paz. La paz viene cuando entendemos que Dios y la gente son importantes, aún cuando mis expectativas no se estén cumpliendo.

Opinión

Romanos 14:1 dice: ¨Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.¨
Dios no nos llamó a cambiar a las personas, solo el Espíritu Santo puede hacerlo. Nuestro trabajo es amar a la gente. Regalemos paz y guardemos nuestras opiniones.

Dirección

No debemos controlar y dirigir todo lo que pasa alrededor, solo debemos sumarnos.
Para regalar paz es necesario despojarnos a nosotros mismos como Jesús lo hizo.


189 Personas se interseraron en esta Predicación

Otras Predicas en Video de Andres Spyker

Predicacion

Una iglesia conforme al corazón de Dios

Andres Corson
Predicacion

¿Cómo ve Netflix a los cristianos?

Andres Corson
Predicacion

Que el Señor te mire con agrado

Andres Corson